miércoles, 26 de agosto de 2009

OFERTA DE INDULGENCIAS A DUEÑOS DE GUARDERIA ABC. ¿QUIEN DA MÁS?

Nota de los padres:

¿Con quién se han creído que tratan la iglesia católica, los políticos y empresarios cuando se atreven a interceder frente a la justicia mexicana a favor de los dueños de la Guardería ABC (La Jornada y Reforma 24/8/09, a través de la emisión de sermones y misivas escritas al Juzgado Primero de Justicia? ¿Será posible que pretendan que, en el Siglo XXI, la sociedad mexicana pueda sucumbir a la exigencia de justicia con jaculatorias o con indulgencias frente a pecados capitales cometidos por los “íntegros y finos” personajes de Hermosillo? Y si no fuera poca esta infracción a nuestra inteligencia, con lujo de tácticas de piratería, han hecho suya la estrategia promovida por Grupo NAFTA ABC de solicitudes escritas para invitar a la toma de conciencia. Si, esta forma de comunicación la inició el Grupo NAFTA ABC “Nuestros Bebés No Se Olvidan,” el 5 de agosto pasado, para convocar a Margarita Zavala a la sensatez y la participación en los esfuerzos de justicia, como Presidenta del Consejo Consultivo Ciudadano del DIF. ¡Qué falta de ética y de vergüenza de esos grupos de poder y de los propios indiciados al intentar allanar la justicia utilizando, primero, el poderío mediático de la poco ética iglesia católica mexicana y el de los escritos individuales en los que participan nefastos grupos de poder económicos nacionales y transnacionales y la “casta” casta de políticos, muy específicamente del PAN y el PRI.

Señores poderosos, todos ustedes. La sociedad mexicana no es ingenua y menos idiota. Guarden para sí con sus tácticas de convicción jaculatoria y no confronten al pueblo mexicano y, en especial a las madres y padres de las víctimas con sus acciones reprobables. Recuerden, no quitaremos nuestra atención sobre este tema hasta quienes resulten culpables, sean castigados por la justicia y obligados a las restituciones económicas que corresponden. Esto, esperamos, no es de gran novedad para ustedes. Bajo la Constitución mexicana y sus leyes, los culpables por omisión o por accidente, deben enfrentarse a la justicia terrenal, donde no se reciben indulgencias ni vales por jaculatorias, y los tribunales de justicia de nuestra nación deben descartar las misivas de testigos protegidos por el anonimato y el oscurantismo.

Si de enviar misivas a las instituciones de justicia mexicana se trata, llegarían millones de ellas. Nuestras manos están limpias y listas para escribirlas para interceder por las familias de los bebés e infantes que, en hogueras infernales sufrieron la muerte o el desfiguro físico y moral de sus pequeños cuerpos, al tiempo que los dueños disfrutaban de los beneficios de la privatización de los servicios de cuidado de la infancia mexicana. Nuestro Grupo ABC y muchos otros de la sociedad civil mexicana hemos firmado nuestra adhesión a las éticas, pobres (de pobreza terrenal) y desprotegidas familias de las víctimas de la Guardería ABC y buscaremos con ellos justicia por los daños morales y económicos que los actos de los defendidos causaron. Consideren esta afirmación como una misiva nacional al Juzgado Primero de Distrito en Sonora y a la Suprema Corte de Justicia, para que no admitan coerción de ustedes, los poderosos. Y decimos nacional, porque estamos seguros que el corazón de cada mexicano, por guadalupano que sea o no, la justicia mexicana no admitirá ingerencia de ustedes para solicitar que los dueños de la guardería ABC sean amparados por sus indulgencias. La justicia celestial la dejamos en manos de quien corresponda. México, creemos en ti.

Grupo NAFTA ABC

"Nuestros Bebes No Se Olvidan"

No hay comentarios.: