viernes, 20 de febrero de 2009

Coraline


Ahora que forma parte de la cartelera tuxtleca la muy recomendable película animada Coraline no está de más dejarles a los lectores la obra original de Neil Gaiman (Stardust, The Sandman) en la que se basó Henry Selick(The Nightmare Before Christmas, James and the Giant Peach):

Al día siguiente de mudarse de casa, Coraline explora las catorce puertas de su nuevo hogar. Trece se pueden abrir con normalidad, pero la decimocuarta está cerrada y tapiada. Cuando por fin consigue abrirla, Coraline se encuentra con un pasadizo secreto que la conduce a otra casa tan parecida a la suya que resulta escalofriante.

Sin embargo, hay ciertas diferencias que llaman su atención: la comida es más rica, los juguetes son tan desconocidos como maravillosos y, sobre todo, hay otra madre y otro padre que quieren que Coraline se quede con ellos, se convierta en su hija y no se marche nunca. Pronto Coraline se da cuenta de que, tras los espejos, hay otros niños que han caído en la trampa. Son como almas perdidas, y ahora ella es su única esperanza de salvación. Pero para rescatarlos tendrá también que recuperar a sus verdaderos padres, y cumplir así el desafío que le permitirá volver a su vida anterior.



Tomado de un post de JaVi8 en Taringa.

1 comentario:

Manto Solar dijo...

Gracias. Me parece que esta va a ser un buén ingrediente para mi turbulento torrente de ideas del cual no he podido sacar niguna de forma concreta.

PD.
me parece anormal que para estas fechas, dado el suceso de la película y su éxito, este sea el unico comentario.