sábado, 13 de diciembre de 2008

Defendamos nuestro derecho de vivir.


"El coronel asesinó al preso; yo asesiné al coronel con mi cámara". Eddie Adams, fotógrafo de guerra, fue el autor de esta instantánea que muestra el asesinato, el 1 de febrero de 1968, por parte del jefe de policía de Saigon, a sangre fría, de un guerrillero del Vietcong, que tenía las manos atadas a la espalda, justo en el mismo instante en que le dispara a quemarropa. Adams, que había sido corresponsal en 13 guerras, obtuvo por esta fotografía un premio Pulitzer, pero le afectó tanto emocionalmente que se reconvirtió en fotógrafo del mundo rosa.

5 comentarios:

Serpiente con Sabor a Sandía (S.S.S.) dijo...

Escenas muy crudas, pero desgraciadamente realidad pura.

Vicko Suárez dijo...

sí, en extremo fuertes, no me gustan, es cierto que son reales pero no las exhibiria

Anónimo dijo...

Tambien
como dices
da igual
veo peores cosas en youtube
ja
así como la decapitacion de un
señor
y el balazo contra
un anarquista en su cabeza

en "extremo" fuertes
pero si
reales
además es lo chulo de la mamoneria
y del melodrama
tienes que llegar
a lo visual
sino no gusta el morbo

Iv.

TROnA dijo...

a gente se tiene que untar vivimos en una sociedad muy acomodada, donde las mujeres tienen que pedir auxilio gritando fuego,fuego!! si no la gente no sale a las ventanas. es una pasada que le metan una paliza a un mendigo y la gente naa...lo unico si te pido es que pongas limitaciones a la pagina

Jord∂n∂ ∂m∂r∂nth∂ dijo...

¿Cuáles serían las limitaciones deseadas? Creo que en la vida nos limitamos demasiado.
Pero son bienvenidas las sugerencias. Besos.