miércoles, 19 de noviembre de 2008

Profesora

A veces cometemos errores sin saber qué ocurrirá después. Siempre tiendo a olvidar las cosas o a malinterpretar situaciones simples. He hecho tanto daño a la persona que más quiero en esta vida y no sé cómo remediarlo. Hace un rato estaba viendo la película de Ron Clark y me emocioné de haber estudiado para ser maestra, quería contárselo a tod@s mis amig@s, pero ninguno estaba en línea. Je, je, je. Por cierto, mi salón es un desmadre; veré en qué puedo mejorar. Si tuviera dinero, ya habría construido mi escuela grande grande y súper chida, pero maldita sea... no tengo dinero para eso y debo mejorar cuando menos el salón que tengo hasta diciembre.

1 comentario:

Lagarto Majadero dijo...

Ánimo. Casi todo es cuestión de recursos. Por lo pronto hay que trabajar con lo que tienes a la mano y seguro vendrán mejores oportunidades.