jueves, 9 de octubre de 2008

Sólo queda llorar

Bajo los escombros está acostada Romina, sostiene su estómago, gime, grita y llora como si alguien le arrancara la vida y la triturara por completo.