domingo, 4 de mayo de 2008

Rubik, niña china de 3 años

Comencé a jugar Rubik hace unos meses, pensé "qué fácil", pero después "qué flojera", nunca lo termino, me da flojera mental y física, así que jamás lo termino, sólo hago siempre una cara... pero hoy me quedé espantada.

1 comentario:

Lenina dijo...

¡Qué bábaro! No manches, está de pelos lo que hace la morrita.