jueves, 12 de julio de 2007

Graduación

Jueves por la noche, recordando mis clases desde el preescolar me di cuenta que soy un residuo apestoso del sistema educativo mexicano. Mañana es mi graduación de Historia. Subirán los sarnosos de mis compañeros y algunos amigos a recibir sus documentos de pasantes. No haré la fiesta que organicé hace cuatro años y medio; cuando apenas iba a estudiar Sociología -según yo- en sSan Cristóbal. Esa súper fiesta de primera... con música en vivo y muchas chelas. Ahora no, no hay fiuesta, ni novio ni amigos. Perdí todo al ser la chica que estudió esa insípida carrera. Bueno, Historia no es insípida, pero sí esa escuela en la que estudié. Profesores estúpidos [Si, si, si. Debo excluir a algunos muy buenos y a toda madre]. Profesores que se aprovechan de las alumnas de primero... "te paso si me las prestas". o aquellos profesores que por ser doctores en esto y aquéllo se creen superiores en todos los ámbitos. Aún espero esa escuela utópica que he mensionado millones de veces, exactamente es utópica.

Agradezco el apoyo que recibí por parte del doctor Sergio Nicolás Gtz Cruz, al maestro Thomas Arvol Lee Whiting, al licenciado Abel Coutiño, maestra Rocío Ortiz que son muy buenos profesores, dedicados y a toda madre; cada uno en diversos ámbitos -no sólo como profesores. Los demás profesores simplemente no ocupan un lugar chido en mi vida y eso no tiene importancia ¿o si?

Lo chido de mañana es que me invitará a comer mi familia por ser una pasante más en el mundo de las licenciaturas.

1 comentario:

Lenina dijo...

Pues así es. Aunque, independientemente del sistema educativo, siempre está en tus manos prepararte lo mejor posible. ¡
Felicitaciones!