jueves, 14 de junio de 2007

Femme

Ser feminista no es lo mío, no estoy en contra de los hombres o de sus genitales. Tampoco soy machitsa, detesto las contradicciones. Lo mejor de todo es ser neutral, así como diría mi abuelito y también Capulina "Ni muy, muy, ni tan, tan".

Jamás me he identificado como una feminista, pero sí tengo ideas de superación y de evolución personal; de igualdad y equidad sin exaservar estos ideales.

La igualdad no es otra cosa que tener las mismas oportunidades. Viendo sobre formas de estudiar la historia de la humanidad, me percaté que se abrió el campo laboral a las mujeres después de la liberación femenina. Se insertó al libre comercio un personaje nuevo, un peón nuevo: la mujer laboral. Ahora no sólo somos consumistas, sino que actualmente somos las que trabajamos para los capitalistas.

Pero no todo es malo, la mujer es libre de elegir lo que quiera desde toda la vida, sólo que los hombres piensan que no debe ser así.

Por otra parte, odio los comerciales de jabones en polvo, de utensilios de cocina, de cervezas, de ropa que son sexistas. Porque las mujeres no únicamente hacemos eso. Trabajamos, analizamos, pensamos, criticamos, somos artistas, lectoras, doctoras, maestras, ingenieras, arquitectas, dentistas, veterinarias, barrenderas, cocineras, ricas, pobres. Todas somos lo que queremos, no porque un hombre o mujer lo diga u ordene.

Por eso, no estoy de acuerdo con algunas tendencias feministas. Pero sí con algunas ideas de equidad y respeto. Sé que hace muchos años, no se permitía estudiar a la mujer, ahora sino hubiera ocurrido la liberación femenina no estaría estudiando dos carreras.

Asimismo, me he puesto a ver videos sobre mujeres y sus películas pornográficas, eso no es machismo, ya que ellas han decidido ser un objeto sexual aclamado por varios hombres y muchas mujeres. Una prostituta o una "ama de casa" son la misma persona, sólo que con profesiones distintas. La mujer es libre de elegir lo que quiere hacer para sobrevivir y no se debe juzgar lo que haga. Prostituta, doctora, filósofa o "ama de casa" deberían tener las mismas oportunidades de vivir en paz.

Cuando las mismas mujeres aceptemos tanta libertad y la sepamos manejar, sin explotar contra el hombre, será un movimiento que yo respete.

Películas que vi hace rato: "Shrek 3" "Zatoichi"

2 comentarios:

Jaime dijo...

¡¡Bien dicho!!

Lenina dijo...

Bueno, de eso se trata. La libertad para que cada una se desarrolle a su manera. No somos ni más ni menos. Somos diferentes a los hombres, pero iguales en oportunidades y derechos.