lunes, 16 de abril de 2007

No me gusta leer

A veces me arrepiento que no me guste la lectura. Acepto haber sido lectura asidua en mis años mozos (sólo a los 17 y 18 años de edad); sin embargo ha muerto en mi la gana de seguir leyendo. No he encontrado esa chispa que indique cuánto quiero leer y seguir aprendiendo. Leo, pero dejo a medias todo lo que leo. Leo por obligación escolar, no por necesidad de saber.

Lo bueno que tengo (y eso me salva muchísimas veces) es que todo lo que leo --aunque sea un párrafo- puedo explicar el contenido y entenderlo. En la escuela de la mañana (la normal de educadoras) leo muchísimo más que en la escuela de historia [irónico, ¿no?]; en las mañanas me dan miles de hojas fotocopiadas para leer, "psicología infantil" "metodologías" "pedagogía" "dialéctica" "japón" "china" "educación diversificada", entre muchísimos títulos más; a lo que voy es cuando tomo esas hojas y comienzo a leer, en los tres primeros párrafos puedo armar todo un discurso acerca del contenido. Asimismo, puedo saltarme párrafos enteros y enfocarme en palabras específicas y construyo hasta un ensayo de eso. Como dije, eso me ha salvado de varias fallas escolares, los maestros y maestras hasta me felicitan.

En la escuela de historia, ya soy toda una lacra; mi novio ya se siente inconforme conmigo: está decepcionado de mi. Pues he dejado de leer acerca de Historia, y me dice furioso "creo que jamás has leído y sólo creaste esa idea en los demás de que eres lectora voraz"; jamás dije que era lectora, pero muchos piensan que sí lo fui y lo soy, por lo mismo que expliqué arriba, leo una vez el texto y lo entiendo, pero no significa que lea. También tengo esa forma de interpretar estúpidamente las cosas donde, otra vez mi novio, se enoja conmigo porque no me comprometo con la escuela y él me salva de muchas.

Otra "fortuna" que tengo es que cuando alguien me dice "no estás bien" "así debe ser" se me queda y no lo vuelvo a hacer. Hablo en el aspecto ortográfico. Recuerdo que mi mamá me dijo "no se dice haigan" y dejé de decirlo erróneamente a los dos minutos; "no se dice licúan" y comencé a decir "licuan" (sin acento); pero todo se me queda gracias a mi maldita memoria.

El problema más grande que tengo es que soy súper floja, me da hueva todo y todas las personas. Vivo en la flojera... a veces me encanta, pero otras tantas la odio. Hasta hace unos meses me di cuenta que soy inteligente. Que tengo buena retentiva, pero soy demasiado huevona para hacer las cosas. Me di cuenta porque aprendí a usar el teléfono celular de un segundo a otro (modificarlo desde la pc y formatearlo, cambiar todo de él), porque sólo llevé un día de cómo formatear la pc y lo aprendí; que cuando tengo en mis manos artículos electrónicos los modifico inmediatamente. No sé, pero me gusta ser así, aunque mataría por ser diferente.
Ahhh yo hablando de esta mierda y 33 personas se murieron en Virginia EUA por un wey que los mató...


video:"No me importa morir" - El otro Yo
Película que vi hace un rato: Half Nelson
Música que estoy escuchando: "Blood" - My chemical romance.

4 comentarios:

Lenina dijo...

¿A quién le gusta? Yo leo por obligación y necesidad de saber algo, por gusto sólo algunas ficciones que realmente me atrapan. Puedo tomar muchos libros, pero si luego de unas páginas no me engancha, definitivamente me olvido de ellos.

Liliana Martini dijo...

¡¡Me parecía leer mi propio comentario!! Hace un tiempo me he dado cuenta también que he perdido mi "voracidad" por los libros... esa que tambien tenía en mi adolescencia... En fin leer... LEEMOS... no lo hacemos en libros... pero leemos... nos informamos... aprendemos... leemos blogs!!! Y bueno... ¡algo es algo! Yo soy docente y madre de dos chicos y les digo "hay que leer" pero a su vez... ¡¡no me hago el tiempo y como vos dejo libros empezados por ahi!! En fin... ¡muy lindo tu blog!... Lo he "leido" Besitos desde Argentina...
Liliana Martini - http://serranocba.blogspot.com/

Anónimo dijo...

sigo insistiendo eres el ser mas cambiante y de multiple personalidad!!!!!!!!!!!!!!!!
DERECK

jord∂n∂ ∂mÿ dijo...

¡¡¡no soy cambiante ni de múltiple personalidad!!!

jej