domingo, 15 de abril de 2007

Asto Pituak.. mi banda preferida de punk y yo.


Casi no hablo de mis gustos, así que les contaré acerca de una banda que me ha fascinado desde hace poco menos de cinco años. Se trata de Asto Pituak, una banda del País Vasco que conocí gracias a Alberto, un amigo de Pamplona. Le comentaba a él que me gustaba La Polla Records y me dijo "te mostraré una banda mil veces mejor y con benas letras". Así decubrí a Asto Pituak. No todas sus canciones son buenas, lo admito; sin embargo la mayoría de sus canciones me llegan en lo profundo de mi mente y llenas esos vacíos musicales e ideales que debiera tener.

Asimismo, muchos y muchas piensan que mi forma de ser ha cambiado, sólo por el simple hecho de que ya no me visto como antes... ahora me da igual la vestimenta. Como bien lo decían la polla records en su canción Muy Punk: "Ven con tu uniforme y con tu mente deforme. Moda punk en Galerías ¡Muy punk!". A lo que me refiero es que sí puedo vestirme como siempre [de botas de agujetas y falda, de pelos de colores y con mis perforaciones, pero cuando yo quiera puedo vestirme "común y corriente" porque el movimiento punk y anarquista no es la fhacha con la que estés, sino la consciencia que tengas de lo que ocurre a nivel local y mundial. Yo sigo igual, quizá mejor que antes, tengo ideas más fijas y con propósitos un tanto definidos, ha mejorado mi percepción de las cosas y sigo escuchando el buen punk; como Asto Pituak dice "No puedes dejar el punk".

Por lo tanto, no me puden criticar por el simple hecho de que mi vestimenta es de una chava gorda que no tiene suficiente dinero como para comprarse sus sudaderas negras con dibujitos ñoños o de andar todos los días con blusas nuevas de chavas emo; soy común, soy normal, escucho punk y nada más. Ser punk no significa llevar cresta, o estar completamente tatuada, ser marihuana y alcohólica, ni madres, ser punk es otra cosa. No soy punk, pero escucho punk. A lo que voy es que con el paso del tiempo uno se da cuenta de lo que hace y de lo que es, veo a mi alrededor y observo cómo varios tipos y tipas se la pasan diciendo "wey, no eres punk porque no tienes tu cresta, porque no llevas pantalones de cuadros, porque no eres de España, porque sacas 10 en la escuela, porque no fumas, porque no te alcoholizas, porque no te drogas"... y sólo pienso "qué estúpidos son". Aunque no he de mentir, me fascina ese tipo de ropa, así rota, de cuadros, negra, roja, pero es normal, siempre me ha gustado... y sí puedo vestirme así cuando quiero y en el momento que quiera, no me interesa lo feo que me quede. Lo que veo es que mucha gente se preocupa por cómo se ve y no por lo que piensa y siente.

El video no es bueno, pero muestra una de las canciones que han estado arraigadas en mi durante mucho tiempo, cuando vaya al país vasco [dudo mucho que suceda] los iré a ver y estaré en un tokín cantando sus canciones. Así que, en la calle podrán verme con distintas ropas, estilos, pero es lo que tengo... la ropa es la ropa [vaya] y es una necesidad... después vienen los gustos. Insisto, no soy punk, pero me encanta y fascina el punk.

1 comentario:

Lenina dijo...

Te felicito, haz lo que te de la gana con inteligencia. Tienes buen espíritu.
Respecto a la música, no me gusta el punk-propaganda de varias bandas españolas, nunca he comulgado con el anarco-sindicalismo y considero válido utilizar a la música como vehículo para difundir la ideología, pero pienso que no es esa su verdadera esencia. En todo caso me gustan más las bandas que pretender hacer conciencia sin necesidad de hacer apología anarquista.