lunes, 5 de marzo de 2007

Psico sorpresa

Me corté el cabello. Nada interesante, pero se ve chistoso. Tenía mucho sin cortármelo. Ya era monótono. Ayer no hice mucho. Quería comer helado. Vi una parte de la película Pefume con el inentendible español de España. Me aburrió un poco. Más bien, me causó un poco de cosquilleo en la garganta haciendo que dejara de verlo. Hoy me levanté con frío. Pero delicioso frío que cubría mis piernas desnudas a las cinco cincuenta y cinco de la madrugada ¡MADRUGADA! Mis hermanos y mamá me felicitaron como cada año con un abrazo y felicitaciones. Planché pantalón y blusa blancos para asistir a la escuela. Tenía sueño aún. Desayuné cereal inflado frío con avena y leche. Alisté mis cosas. Tenía nervios, mucha tarea y poco tiempo. Llegué a la escuela después de dejar a mi hermano menor en la secundaria. Entré como una autómata, diciendo "buenos días" a quien estuviera enfrente sin volverme a verlos. Entré al salón y sólo había una compañera. Comenté lo que hice ayer. Comenzaron a llegar más compañeras; llamaron al homenaje. Nunca salgo, nunca voy a los homenajes. Hoy fui. No escuché los honores, no canté, no entendí lo sucedido. Durante el dessfile de la bandera de un lugar a otro, vi a dos ardillas saltando de árbol en árbol buscando qué comer y qué morder. Una ardillita cayó de lo alto y se golpeó en la lámina que cubre el patio cívico. Como si nada se lanzó a otro árbol. Fue entretenido. Sólo escuché en ese lapso de quince o veinte minutos que el 14, 15 y 16 no habría clases. Regresé al salón. Lo mismo de todos los días: esperar al profesor y atender su clase. Me gustó. Conocí más sobre problemas "psicológicos" de los niños y las niñas en edad preescolar [aunque no me convence aún la psicología]. En esta primer clase reafirmé que probablemente tengo TDAH. Hace algunos años me lo dijo un psicólogo, no le hice caso. Así pasaron las horas hasta que a las 2:30 PM llegué a mi casa. Querían hacerme una comida de fiesta, pero como llegué una hora tarde todos ya habían comido. Comí sola: calabacitas con ejotes. Me mandaron algunos mensajes de Yucatán para felicitarme. Después me preparé para la otra escuela. No habia mucho por hacer. Me bañé. Preparé el proyecto "Ciclo de Cine Histórico" que haremos con mi equipo. Llegó mi novio. Imprimimos el proyecto. Llegando a la escuela se me fue el puto avión y nos quedamos en clases cuando queríamos ir a ver películas y comer quesadillas. Este día vimos acerca de las teorías psicológicas. Me preguntaron sobre las Políticas Educativas disque poruqe estudio en la Normal de Educ. Preesc. y la neta no supe qué decir. Se me borró el KCT y la cagué. Mi novio se decepcionó. Ja, ja, ja. Todo lo que veré este semestre en "Didáctica de la Historia" ya lo vi en seis semestres de la Normal. Cuando menos tendré oportunidad de chingarlos a todos. Cagarlos diría un tal Carlos. Salimos a las siete y Mi novio me invitó mis quesadillas. Se fue a su casa. Mmi mamá compró pizza de sorpresa. Comí una rebanada de pizza y quedé llena. Ahora estoy terminando mi tarea. Tengo mucho sueño. Deseo despertar mañana a las 5:55 y decir "otros cinco minutos más". Domir y despertar diez minutos después.

3 comentarios:

Lenina dijo...

La pesada rutina de ir a la escuela todas las mañanas. Al menos cenaste pizza y comiste cereal.

_ dijo...

Hola. Olvidé tu cumpleaños y no vi tu blog hasta hoy, pero, hey, feliz martes. Un abrazo
.

jord∂n∂ ∂mÿ dijo...

también quesadilla jejej