miércoles, 28 de febrero de 2007

Me vale madre

Supongo que algunas de mis ideas o la mayoría, quizá todas son nihilistas. No puedo deducirlo con certeza. Yo sostengo fielmente que no hay un "finalismo" en la vida, no hay destino, no hay propósito en la vida. Que somos como una especie de sueño o una simple imaginación, quizá nada somos. No existimos realmente; sólo pensamos estar cuando no es así [jajajaja]. No apoyo ni creo en dogmas o autoridades "superiores" a los humanos u otro ser. Es extraño. Antes muchas personas me decían que yo era nihilista, desde la primaria; jamás me había puesto a pensar en ello. No le di importancia. ¿Qué demonios voy a andar investigando a los nueve años de edad qué carajos es 'nihilismo'? Sólo vivía e intentaba explicarme las cosas a mi manera, sin esperar que un estúpido teórico me dijera qué sentir o cómo actuar. Con mis nueve años de edad quería explorar la vida tal y como se me presentaba, si leía o buscaba respuestas de "teóricos refinados, cultos y sabios" tendría un "encause" y ya no serían mis resultados sino el de ellos. No soy nihilista, ni humanista, ni marxista, tampoco [con tristeza lo digo] soy anarquista. Soy nada. La vida es fugaz, tiene sus vaivenes y se desplaza a lo largo de millones de años. Los seres humanos únicamente morimos y somos olvidados. No somos superiores a alguien ni los animales a nosotros. Vaya, no soy nihilista ni anarquista. ¿Qué soy? Una pinche loca que no tiene vida y sólo trata de justificar su existencia tratando de ser alguien. Tratando de ser anarquista. Seré sincera. Me fascinan la vida, los animales, las nubes, las flores, los ríos, el agua, el sol, la Luna, los diversos planetas [que aveces no creo en su existencia], me fascina la idea de la vida en otros mundos [que tampoco puedo creer hasta no verlo], ma encantan los árboles, el Internet, la música, la comida, la ropa, caminar; pero no sé si son reales. Hace algunos años, pasé de ser la lunática "nihilista" a la lunática "existencialista"; vaya que las personas me describen tal y como entienden su vida miserable. No comprendía ambos términos [aún no entiendo el primero]. Hasta ahora, que ya estoy en octavo semestre de universidad, estudiando la Licenciatura en Historia, me digo "no soy nihilista, tengo ciertas ideas y conceptos del nihilismo, pero no lo soy, más bien paso mi tiempo analizando la vida, tratando de comprenderme y conocer más allá de lo que alcanzo; no creo que etiquetarme de esto o aquéllo sea la respuesta; sólo sé que estoy aquí, sin algún fin o destino, sin religión y sin entender muchas cosas, eso me ayuda a seguir aquí. Quiero saber más y más". Vaya que releyendo esta basura, me da pena publicarlo. Dirán "qué pinche vieja loca" ¿Pero saben qué ¡me vale madre! Ja, ja, ja.

martes, 27 de febrero de 2007

Perdiendo un amigo

Muchas veces he perdido a alguien: novios, amigos, mi padre, amigas, mochilas, dinero. En esta ocasión siento que perdí a mi amigo Manuel. Me agradaba, me llevaba bien con él. Tenía cierto egocentrismo y frialdad. A su novia nunca la conocí [me dicen que se ven extraños juntos].

Lo perdí porque él quiso. Seis años de amistad al caño. Entonces ¿era amistad? ¿Tanta frialdad y mentiras es amistad? Trato de analizar esto.

He perdido antes a amigos muy cercanos. Kena una de mis mejores amigas de la prepa, la quería un chingo, era lo mejor de lo mejor aunque fuera una cabrona enojona, era a toda madre. La perdí por una estupidez. Por no saber actuar ni relacionarme con ella.

Daniela, una de mis mejores amigas de la prepa. Adorable, hermosa, cariñosa, una súper chava que era mi amor platónico [en plan amistoso jiji]. De lo mejor, con quien se puede confiar. Pero dejé de llevarme con ella cuando ambas nos cambiamos de prepa.

Ilse, ¡wow! una de mis mejores amigas desde la primaria. sin embargo desde que nos alejamos al pasar a la prepa no hemos tenido buena relación. Tiene sus amigas por aparte, su vida lejos de mi [en Querétaro]

Manuel, actual amigo perdido. Uno de mis mejores amigos de mi preadultez. Es extraño perder a mis amigos. Entonces yo soy la del problema, la que no sabe mantener viva la relación con las personas.

Seré sincera, soy "popular" de un modo asqueroso ya bundante. Donde sea me saludan y me gritan "Adiós Amÿ/Amarantha", me mandan correos diciéndome saludos y algunas mentadas. Algunas mujeres me odian y mampos también [dice un cuate que son celos]. Aunque suene mamón, hay mucha gente que me quiere, muchas chavas y chavos, pero creo que sí soy la del problema. No mantengo esas amistades conmigo.

Me resulta extraño, siempre he sido "amiga de todos" no como Chabelo, sino que en cada escuela y lugar al que voy entablo amistades chidas, pero no duran.

Extraño a esas personas que he mencionado. Pero creo que he de hacer algo para solucionar esto. Lo mejor de todo es que tengo a una persona conmigo, al que considero lo mejor de mis relaciones sociales. Mi mejor amigo y mi alma gemela [aunque seamos diferentes en muchas ocasiones]. Tengo a mi novio. William.

P.D. Creo que el problema radica en el hecho de nombrarlos "mejores amigos" cuando son amigos, no más.
P.D.2 Tengo amigos, no digo que no, pero tú que estás leyendo esto ¿sientes que te he abandonado? ¿sientes que algo falla en mi? ¿piensas que debo cambiar de actitud y ser más responsable en mis amistades?

lunes, 26 de febrero de 2007

Éramos pocos [cortometraje de Borja Cobeaga]


¡El final los sorprednerá!

Buscado de internet:
Un padre y su hijo son incapaces de hacer las labores del hogar. Cuando la madre les abandona por lo desastrosos que son, deciden sacar a la abuela del asilo para que les haga la comida y les limpie la casa.

jueves, 15 de febrero de 2007

La caída de Edgar. Si llaman, no contestes.

Toma de posesión del presidente Andrés Manuel López Obrador



Tenía que ponerlo. En serio. Estuvo de poca madre este evento [digo, yo sólo lo vi por Internet]. Insisto, yo no estoy de acuerdo con una sociedad capitalista, o que exista un Estado que esté encabezado por un presidente. Pero por primera vez quisiera creer en algo de esta magnitud. Por eso, de tando analizar yo prefiero Millones de veces más a López Obrador como presidente a un ladrón panista como Felipe Calderón.