miércoles, 4 de octubre de 2006

Nada mejor que hacer.

El calor de la noche y los vidrios de la ventana, los vidrios de la ventana y el viento corriendo dentro del cuarto, el cuarto y las dos y cuarto, las dos y cuarto y la tele está prendida, está encendida pero no hay algo interesante, no es interesante y por eso empecé a escribir, empecé a escribir y ya no sé como terminar.

2 comentarios:

Jaime dijo...

¡¡la de cantidad de veces que me ha pasado algo parecido!!!, sólo así pueden explicarse las chorradas de escribo.

Lenina dijo...

De alguna forma se está y no en todo mientras la mente divaga y no lleva a algún lado.