miércoles, 4 de octubre de 2006

Intranquilo.

Hoy es un buen momento para empezar a fumar, pasa de la una de la mañana y mi corazón late fuerte, mis pensamientos son terribles, van de mal en peor, no puedo dejar de decirme que no soy un optimista, intento en vano convencerme de situaciones agradables y finales felices, no sirve de nada, es la una y media y aun tengo esos nervios erizando mis cabellos.

Moriré de un infarto, lo sé, lo tengo por seguro, por eso empezaré a fumar, para asegurarme de ello, para dejar los nervios ir y volverme hipertenso, para “soltar” mi cuerpo y adormecer mis nervios, saborear el humo del tabaco mientras mi cabeza experimenta una sensación entre la náusea y el mareo, mientras mis muñecas tiemblan y me olvido de todo, de los problemas, de la hora, hasta del por qué escribo.

Pasa de las dos de la mañana, a pesar de los cigarrillos, no logro olvidarme de ti.
-----------------
William Ibarra

No hay comentarios.: