domingo, 13 de agosto de 2006

¡Ya no habrá comunismo!

Negras tormentas agitan los aires,
nubes oscuras nos impiden ver;
aunque nos espere el dolor y la muerte,
contra el enemigo nos llama el deber.

El bien más preciado es la libertad,
hay que defenderla con fe y valor.

Alza la bandera revolucionaria
que del triunfo sin cesar nos lleva en pos.
Alza la bandera revolucionaria
que del triunfo sin cesar nos lleva en pos.

En pie pueblo obrero, ¡a la batalla!
hay que derrocar a la reacción.

¡A las barricadas, a las barricadas,
por el triunfo de la Confederación!
¡A las barricadas, a las barricadas,
por el triunfo de la Confederación!

Canción de la Revolución Española
Canción de: Valeriano Orobón Fernández, 1936
Música: "Varshavjanka"

La explicación que doy, es la misma de siempre. Esta canción me gusta, me llega en lo profundo de mi estómago y provoca que me ponga nerviosa. Me hace recordar varias cosas que vi cuando era pequeña.

Me tocó el tiempo de la caída de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas [Союз Советских Социалистических Республик] y del Muro de Berlín. En mi casa, mi papá estaba aturdido, mencionaba constantemente "Perestroika", "Stalin", "Lenin", pero jamás dejó de pensar en ello y siempre fue objetivo. No tiró sus libros de Marx a la basura; no negó lo que él creía... pero muchas personas sí lo hicieron. Ateos marxistas se volvieron capitalistas, protestantes o católicos.

Como sea, a lo que voy es que recuerdo de una manera muy especial y algo caótica esa experiencia "Soviética-Alemana"... Evoco los gritos en las calles: ¡Ya no habrá comunismo! ¡¿Qué pasará ahora?! ¡La Unión Soviética ha muerto! ¡Se ha caído el Muro!

Lema: Пролетарии всех стран, соединяйтесь! (Proletarii vsiej stran, soiediniaities!)
(Proletarios de todos los países, ¡uníos!)

No hay comentarios.: