domingo, 13 de agosto de 2006

Si te busco pierdo la facultad de descubrirte.

Si te busco pierdo la facultad de descubrirte.
Me di cuenta, entonces, de lo profundo de mi caída,
donde te perdí, volviéndome torpe y enajenante.
Al anochecer, te descubrí. Me sorprendió tu rostro
y tu pálida sonrisa fue absorbiéndome lentamente.
Entre el viento del oscuro patio y de tu cuerpo enrojecido
mil voces susurraron que te perdía.
Te perdía sin haberte tocado, sin haberte besado.
Las sombras susurrantes se acercaron a tu rostro
cubriéndote los ojos que tanto he anhelado.
Me acerqué a ti. Levantaste tu mano hacia mi rostro,
pude sentir tu mano acariciando mi mejilla.
¡Por fin pude sentirte!
Traté de tocarte, sentirte y olerte.
Pero cada vez que lo intentaba estabas más distante.
Al apagarse la luna que nos iluminaba,
Me abrasaste, quedamos dormidos.
Cuando desperté habías desaparecido.
No intenté buscarte,
Porque si te busco ya no podré descubrirte.


-------- -------------
Jordana Amarantha

No hay comentarios.: