domingo, 13 de agosto de 2006

“Romina”

Nunca creí que pudieras existir.
Todo el tiempo estuviste en mis sueños:
Corriendo por campos enormes,
Nadando en interminables ríos
Y volando entre nuestros sueños.

Y ahora que te tengo
¿Te pierdo? ¿Por qué?
¿Acaso no soy todo para ti?
Juntas podemos disfrutar del camino.
Y tú te niegas a sobrevivir.

No camines sola por las sombras de lo finito
Acércate a mí, sin temor.
Te acompañaré por esos largos tramos de soledad continua.

Seré tu eterna compañía,
Hasta que el Sol apague su fuego,
Hasta que la Luna se aleje de nosotras,
Hasta que las nubes dejen de crear figuras
Estaré junto a ti.

Sin ti no comprendo la razón de la vida,
Sin ti no entiendo las sensaciones,
Sin ti la mirada está apagada,
Sin ti todo está perdido.

No dejes de vivir,
Controla tus temores.
Quédate a mi lado,
No quiero perder mi imaginación.

----------------------
Jordana A. Vázquez E.
Nota: Por alguna extraña razón, me gusta el nombre de Romina; creo que todo inició cuando, por primera vez, escuché ese nombre hace seis años.

No hay comentarios.: