domingo, 13 de agosto de 2006

Desvarío...

Julieta alucinó a Licántropo: estaba de pie, a un lado de la cama, sostenía una flor de metal, de aquéllas que únicamente están en Plutón. Poco después Julieta abrió más los ojos y la figura de su amor se desvaneció.
--------------------
Jordana Amarantha
Nota: Texto perteneciente a la colección de Licántropo y Julieta.

No hay comentarios.: